Burrifornia, ese sitio al que deberías intentar llegar. El vídeo de Kepa

483

Esta mañana veía en el muro de Pepe Birra un vídeo de la visita de Kepa Acero hace algunos meses a la costa de Burriana, y me vino a la cabeza una idea para escribir este post. Precisamente en una de las charlas del festi de Salinas surgió el tema del próximo Quasimoto y la gente que nunca ha ido y que preguntaba lo que se podrían encontrar allí.

Personalmente supuso un cierto choque con lo que me esperaba encontrar en la costa este del país. Damos por hecho que nuestro cantábrico tiene días burros y días platos, pero no te engañes, el Mediterráneo es otro rollo completamente distinto. Llevo conociendo la costa norte y oeste del país y nuestros vecinos desde hace años y acabas encontrando un cierto patrón en la costa, playas, etc. El Mediterráneo a ojos de un norteño es francamente distinto.

Temperatura del agua (noviembre en chaquetilla) o ausencia de mareas significativas, ponen a prueba todo lo que crees saber del medio en el que nos movemos. A ver, cuando hay olas, más o menos es todo igual no?, pueden ser más rápidas, o más panchas, pero cualquiera que entre en un spot de arena se dará cuenta de que por desgracia aquí de olas variables sabemos bastante.

Entiendo, más bien supongo, que la ausencia de un verdadero ground swell de un océano abierto como el que podamos tener en el norte hará que las olas tengan una fuerza u otra, y que te puede gustar más o menos, pero lo cierto es que para tablón acaban sacando un montón de días de surf al año…

Posiblemente también, muchos de los días que allí se consideran de surf, aquí no te meterías porque a poco que esperes sabes que en pocos dias tendrás olas. Allí no. Es algo que deberíamos tener en cuenta los surfistas del norte en relación a lo exquisitos que nos ponemos a veces con la mar. Entra y coge lo que puedas, qué mas da.

Esa ausencia de marejadas grandes y mareas posiblemente configure algunos de los fondos más perfectos para recibir un swell, de viento o de lo que quieras, pero está listo para la acción cuando el levante se pone a funcionar.

Si a esto sumas como te digo, agua caliente y una luz que no tiene nada que ver con la de nuestras costas rocosas y frias, lo convierte en una oportunidad de vivir una experiencia nueva como surfista que merece la pena. (consulta el parte antes de moverte o pregunta la mejor temporada de olas para hacer tus cábalas).

Fuera del agua, lo cierto es que lo que dice Kepa en el vídeo es algo de lo que todo el mundo acaba dándose cuenta cuando va al Quasimoto. La gente de allí es excepcional. Hay una comunidad tablonera que vive el longboard a su manera. Entiendo su devoción por la cultura surf de los 60’s y creo que además les encaja perfectamente, tanto por su tipo de olas, tablas, etc, como por ese rollo de tribu en un sitio donde a priori nadie piensa que pueda hacerse surf.

Buena gente y un lugar amable, al que no iría en verano ni loco eso si, pero fuera de esa época posiblemente repita en cuanto pueda.