La que veis en la foto es de una funda que llevaba en un trastero la friolera de 15 años (por lo menos), atascada con salitre, arena y yo creo que algo vegetal, por no cuidarla en absoluto, lo reconozco. Curioseando entre las viejas cosas que tenía en la casa del pueblo me encontré con una funda de bodyboard que tiene dos cremalleras, las dos atascadas por el salitre y óxido. Así que me puse a investigar maneras de soltarlas a ver qué encontraba por internet.

Encontré dos soluciones. Una con un producto industrial, y otra con un producto casero, e hice la prueba con las dos. El resultado es que en menos de una hora las dos cremalleras estaban sueltas y funcionando perfectamente, cada una con su producto.

Producto industrial: un espray tipo tres en uno que protege frente a la humedad. Rocias a fondo la cremallera y el tirador en la zona atascada y en menos de 15 minutos está funcionando.

Producto casero: vinagre de toda la vida, lo mismo. Chorro abundante (con cuidado de no marcharlo todo, que el olor luego se nota), y lo dejas actuar. En menos de una hora la cremallera estaba corriendo.

Así que si os pasa en una funda rígida, no os preocupes, darle una oportunidad que no es el fin de la funda, se arregla sin problema.

1 Comentario

  1. Muchas gracias FINE , un consejo muy bueno , nos ha pasado a todos , yo hice lo mismo este año con una nevera DC que tenía en el trastero.

Comments are closed.