Telvi
El surf desde otro punto de vista

Seguimos en el afán de conocer un poco más a los campeones de longboard que surfean las olas de todo el mundo pero que no son tan conocidos como pueden serlo los californianos o todos aquellos que gracias a sus sponsors inundan los catálogos y protagonizan los videos de las grandes marcas.

Si hace unos meses indagábamos en la vida del Piccolo Clemente para conocerle un poco más como surfista y como persona, hoy cambiamos de continente y nos transladamos a aguas más frias: Irlanda. Allí conocemos al cuatro veces campeón nacional de la isla Esmeralda: John McCurry.

John McCurry, apodado como “Long John”, nació el 19 de Septiembre de 1984. Actualmente vive en la costa norte de Irlanda, en Portrush. Pero no siempre fue así. Nació y vivió durante su infancia en el interior de la isla. Como la mayoría de la gente que está en esta situación, mareó a su padre para que le llevara a la playa a practicar surf, hasta que finalmente se trasladó a la costa para estudiar turismo en la Universidad.

Su comienzo con el longboard fué un poco peculiar, ya que empezó a hacer surf con una tabla corta, como todos sus amigos de la playa. Cuando esa tabla se rompió, su padre había comprado un longboard y lo utilizó como tabla de transición hasta que pudiera conseguir una nueva. Esa tabla nunca llegó porque John quedó tan prendado de las sensaciones que le proporcionaba el longboard que nunca más volvió a la tabla corta. Cuando el longboard te permite volar y andar sobre las olas mientras miras hacia abajo desde el nose, ya no quieres nada más.

 

The-Longboard-Champion-John-McCurry4

Ha sido campeón Nacional de longboard en los años 2006, 2008, 2009, 2011 y este año volverá a correr el circuito. La falta de dinero ha sido uno de los handicaps de su carrera. Aunque gracias al longboard ha podido conocer paises como Francia, España, Portugal, Sudáfrica, Perú, Ecuador, Indonesia, Costa Rica y los EE.UU. la falta de un sponsor fuerte le ha limitado mucho en sus desplazamientos. De hecho, ha tenido que rechazar las últimas convocatorias del equipo Nacional debido a que, como no existe una federación fuerte, parte de los gastos de los desplazamientos de los surfistas los tienen que sufragar ellos mismos, y no es factible.

Uno de los recuerdos que guarda en su memoria con mayor cariño, fué la vez que compitió en los mundiales de surf del 2006 en Huntington Beach, California. Allí, frente a 10.000 personas y compitiendo contra uno de sus ídolos, Bonga Perkins, recibió un mensaje de buena suerte de su padre a través de la megafonía. Sin duda una anécdota que contar.

The-Longboard-Champion-John-McCurry5

 

Actualmente tiene una escuela de surf en Irlanda. Las olas en verano son pequeñas, pero trata de transmitir su pasión por el surf a los pocos alumnos que se acercan a sus clases. La temperatura del agua, las olas (que o son muy pequeñas o muy grandes) y las pocas horas de luz fuera de la temporada de verano, hacen que el surf en Irlanda sea un deporte minoritario todavía y que pocos de sus alumnos sigan entrando al agua.