Emocean comenzó como una película de surf, pero rápidamente se convirtió en algo mucho más que olas salvajes y tubos sin fin. Este es un documental con alma; una salada mezcla de experiencias de un grupo de personas que comparten historias de aventura, adrenalina, inspiración, amor y pérdida y su relación con el océano.

Emocean es un hermoso paseo por innumerables localidades costeras. Algunas son conocidas, como la Hawaiana Pipeline y la californiana Mavericks, pero otros son lugares remotos escondidos en el noroeste o en el sur de Australia.

Esta película se basa en el surf inspirador, pero no solo es para los hambrientos de tobos y maniobras potentes, sino que también es una carta de amor al mar entretejida con experiencias de surfistas, fotógrafos, pescadores, científicos marinos y acuáticos.

El director y cineasta Tony “Harro” Harrington explica: “Todo el que navega, bucea, nada o pasa en cualquier momento cerca del océano tiene su propia conexión especial. Hay un poder dentro de las olas y debajo de la superficie del agua que nos atrae a todos, nos alimenta y nutre “.

“Las historias en la película tratan principalmente de cómo el tiempo que pasan en el agua provoca diferentes sensaciones en cada persona. También se trata del respeto por el medioambiente marino y sus criaturas y por qué, como surfistas, nos sentimos atraídos por este lugar místico, poderoso y especial en nuestro planeta que son nuestros océanos “.

Emocean fue filmado durante tres años y ha sido producido de forma independiente por Tony Harrington y editado por Trinity Ludlow-Hudson. Se proyectará en selectos festivales internacionales de cine. Esperamos verla pronto por nuestro país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here