Posiblemente uno de los tios con mejor talante para soportar una movida como la que le pasó en Portugal esta semana, tras aterrizar de un vuelo desde Londres y darse cuenta de que había perdido el pasaporte.

Dos días en el calabozo y una historia que contar, pero da qué pensar. Dane Reynolds fuera del ámbito del surf es un completo desconocido en Europa, y sino haz la prueba y preguntale a alguien que no surfee quién es.

Lo mismo debió pensar el de aduanas en Portugal cuando le vió el careto de susto. Lo bueno fue que una llamada y un post en redes sociales de su acompañante y tenía un puñado de pros portugueses en plan suporters y haciendo gestiones para sacarle del atolladero, cosa de agradecer.

Y es que la cosa está complicada para viajar por el mundo, incluso siendo un “yankee” famoso en tu país.

Te imaginas cómo debe ser para un inmigrante con menos recursos?.

2 Comentarios

Comments are closed.