kepa
kepa

Siempre os hablamos de lo importante que es la seguridad en el agua, y es que, tras el accidente que sufrió Kepa Acero y que casi le cuesta la vida, está visto que cualquiera puede tener una desgracia en el agua.

Conocíamos la noticia hace pocos días, después de que un Kepa ya bastante recuperado del susto, anunciara su accidente a través de las redes sociales. No tuvo que irse esta vez al otro lado del mundo a surfear olas desconocidas, sino que fué en su propia “casa”, en la famosa ola de Mundaka. Si es verdad que esta ola no es apta para surfistas inexpertos, pero Kepa destaca justamente por lo contrario. La conocía bien y quizás fué eso lo que le llevó a confiarse, o no, o quizás solamente fué un cúmulo de casualidades…

Afortunadamente, Kepa si cumplía otra de las medidas de seguridad: no estar solo en el agua. Tras sufrir la caída se golpeó con la cabeza en el fondo y perdió el conocimiento. En un momento de consciencia, pensó que nunca más saldría del agua. Afortunadamente no fué así ya que dos amigos que vieron lo que sucedía, le sacaron de la zona de impacto y le llevaron a la orilla. Este gesto y su posterior traslado al hospital, salvaron la vida de este aventurero que relata que lo pasó realmente mal.

Afortunadamente todo quedó en un susto porque, a pesar de la rotura de dos vértebras, la médula espinal no ha sido dañada y la recuperación será lenta pero completa.

La importancia de estar siempre acompañado en el agua, junto con no confiarse en una ola aunque se conozca a la perfección, son dos de los factores más importantes para que podamos tener un baño sin sustos ni contratiempos. Afortunadamente Kepa lo puede contar y tu deberías poder hacerlo también.