Hoy comenzamos el fin de semana bajo la amenaza de Felix, una borrasca que ya comenzaba a afectarnos en el día de ayer y que llena de alertas tanto el mar como la montaña de todo el norte peninsular.

En la madrugada del domingo se esperan unas condiciones meteorológicas muy adversas, con muy mal estado de la mar, rachas muy fuertes de viento y abundantes precipitaciones, sobre todo el Galicia.

Con olas que pueden alcanzar los 8 metros y unos vientos de entre 100 y 120 Km/h, la cosa se complica para el surf, así que mucho cuidado ahí fuera y tiraros a los spot refugio.