Sobre todo para las chicas que surfean en aguas cálidas y lo hacen en bikini, el principal quebradero de cabeza consiste en que éste se encuentre siempre en su sitio y que no se mueva.

Parece que en Rip Curl se han puesto las pilas y han investigado cuál es el mejor sistema para que el bikini esté siempre en su sitio y, a la vez, permita una gran libertad de movimientos.

La verdad es que tampoco se han comido mucho la cabeza y han buscado una solución que ya se viene utilizando en algunas prendas de lencería: la banda de silicona.

Tirantes ajustables, tela de secado rápido, ajuste perfecto con el cuerpo y nada de movimientos imprevistos. Así es la gama Mirage de Rip Curl.