Telvi
El surf desde otro punto de vista

Creo que es el único shaper que no hace surf, bueno, según confiesa lo está intentando. Pero ¿como es que un navarro que no practica surf se hace shaper?. La aventura de Pablo Larreta comienza en Barcelona a donde se traslada para trabajar en el mundo de las motos como ingeniero. Después de manejar bastante los carenados y la fibra de vidrio, conoce a un argentino que sabe mucho de tablas de surf. Es ahí cuando decide montar su propia empresa, emprendiendo en tiempos de crisis, y en un lugar donde el surf es practicamente desconocido: Navarra. La empresa se llamará Lamoona y realiza en su taller tablas totalmente artesanales y personalizadas donde cada cliente puede elegir medidas, colores y diseños a su gusto.

Aunque su gran pasión es el boxeo, este diseñador industrial se va acercando cada vez más al agua, tanto por afición como por obligación. De hecho, sus dos hijas son unas grandes aficionadas a este deporte, lo que le asegura un Lamoona team con sección femenina. Además, confirma una mayor presencia femenina en el agua y es que cerca del 30% de sus clientas son chicas.

Para Pablo, la tabla de surf perfecta no existe, ya que ni en la misma playa las condiciones del mar son siempre iguales. Lo ideal sería tener varias tablas diferentes que se adapten a las condiciones de cada ola.

Como diseñador industrial que es, tiene objetivos bastante dispares de lo que puede ser un shaper convencional. Pretende acercar el deporte del surf a personas que tienen necesidades especiales y problemas de movilidad, con lo que busca diseños que puedan adaptarse a esas necesidades y que todo el mundo pueda disfrutar de la experiencia de deslizarse sobre las olas.

Preocupado también por el medio ambiente, recicla también tablas de surf como elementos decorativos y, como anécdota del corazón, diremos que también le ha hecho una tabla a Hugo Silva que le ha hecho gran publicidad entre el público femenino.