Acabamos de conocer un proyecto muy interesante y que, además de cumplir con las “tres R del reciclaje”, está ayudando a una causa local en Cornualles.

Thrashion Recycled Skateboard Jewellery ha utilizado 100 tablas de skate que ya no se usan para constuir un producto que cada vez se está poniendo más de moda: el handplane. Todos los beneficios que se obtienen de la venta de este nuevo producto va destinado integramente al Wave Project.

La empresa Nat Rigby es la encargada de llevar a cabo la idea de Surfdome que, además de mostrarse encantada con el proyecto y la gran labor social que estan logrando, abre nuevos horizontes en el surf con este producto reciclado.

handplane2

Puedes encontrar todas las características y más información sobre el proyecto en la página de thrashion, además de poder comprarlos si quieres ayudar en la causa.

También puede servirte de idea o de inspiración si tienes por casa alguna tabla que no uses y te apetece meterte a probar el bodysurf. Nosotros ya lo hemos hecho y te aseguramos que es muy divertido.