Fine
Editor y loco por el surf
Salinas on fire. Foto: nosotros

Este no ha sido para mi un festival de Salinas como los demás, y lo más curioso es que no lo ha sido ni por los pros, ni por las olas, ni por la fiesta. Ha sido diferente por mi mismo.

Los que me conoceis mejor sabeis que llevo bastantes meses fuera del mundo del surf, al menos al ritmo que estaba antes con la web y demás. A veces, como me decía un amigo, la vida nos separa del surf una temporada, y todos estamos expuestos a ello. Hay gente que se lo toma mejor y otra que se lo toma peor, no os diré de qué tipo soy, pero me costó un poco adaptarme, vamos a decirlo asi 🙂

Sin embargo, el otro día en Salinas me di cuenta de que estaba de nuevo en casa. Sobre todo por la gente. Tener esa sensación de pertenecer a algo es un sentimiento muy potente. El reencontrarte con amigos y conocidos, el ver cómo les ha ido en este año, conocer a nuevos miembros de la tribu, o simplemente charlar tranquilamente sobre tablas de surf son cosas que no me daba cuenta lo que las echaba de menos hasta que volví a experimentarlas. Mira que he agradecido cosas a Pepe Hevia y al festi de Salinas, pero nunca imaginé que les tendría que agradecer esto 🙂

Parece que ya voy saliendo del bache, sobre todo en mi cabeza, pero se que todavía tengo por delante un camino dificil, más cuando son cosas que me tocan de cerca pero que son ajenas a mi persona (tranquilos, yo estoy bien, como dice un colega de instagram todas las semanas jejej), pero a veces la familia, el trabajo y la puta vida en general te piden el 200% y eso desgasta mucho.

Lo cierto es que se me habían quitado hasta las ganas de surfear, bueno miento, no se me quitaron, simplemente creo que superé el mono de olas inicial. En Salinas, este fin de semana, creo que como la mayoría, no pillé olas, pero sí que algo se despertó de nuevo. Tengo que decir que las últimas olas que cogí fueron hace un par de semanas a lo sumo, pero hasta entonces creo que no había vuelto a surfear desde noviembre.

Hemos vuelto con ganas, al menos yo, encontrando también el hueco (creo que he dado con la fórmula) para poder actualizar costasurf con cierta regularidad, algo que hasta ahora no habia pasado dejando a Telvi sola ante el peligro (sin ella esto no funciona, os lo aseguro). Me gustaría pensar que seguís ahí y si no, ya os lo haremos saber, pero lo que sí queremos que tengais claro es que este sitio sigue vivo, y sus latidos vitales son los nuestros, lo que le quita regularidad pero le da autenticidad, algo que se echa mucho de menos en general en todo esto.

Lo dicho, aquí estamos de nuevo, para informar y para compartir y hablar sobre el surf y no morir en el intento, si, gracias al festi de Salinas, al reencuentro con la gente, pero sobre todo al reencuentro conmigo mismo y con este deporte. Empezamos

Deja un comentario