La tranquilidad que respiramos cuando estamos en el mar, solos con nuestra tabla, es uno de los alicientes del surf para nosotros. El contacto directo con la naturaleza, lo hipnotizante de estar mirando y sintiendo el agua y las olas bajo nosotros, es una sensación que dificilmente podemos reproducir en otros momentos de la vida.

Pues bien, hoy os traemos un experimento visual de siete minutos de duración que trata de recrear ese momento en el que el tiempo se para y solamente puedes mirar y sentir las olas. El caso que nos ocupa es el de un vídeo – o sucesión de animaciones – que parecen no tener fin y en el que el protagonista son las olas del mar. Con la materia prima de las fotografías de olas de Ray Collins, Armand Dijcks ha sido capaz de realizar una animación en el que el movimiento de las olas es tan increíble que no podrás dejar de mirar.

No hay trampa ni slow motion, es una sucesión de fotografías que estamos seguros de que te transportará hasta el océano. La herramienta principal utilizada es Adobe After Effects, pero detrás hay otros programas y efectos que hacen de estas animaciones unas verdaderas obras de arte. ¿Te vienes a ver las olas?.