El servicio de guardacostas francés todavía no ha encontrado señales del jefe de la marca de surfwear, Pierre Agnes, cuyo velero llegó a la costa atlántica del país vecino el martes.

La búsqueda en el mar ha sido suspendida en el día de ayer ya que el tamaño de las olas no permiten una buena visibilidad. Esta situación no parece que vaya a cambiar en las próximas horas, así que no sabemos cuando podrá volver a buscar al desaparecido.

Agnes, de 54 años, zarpó en su barco la mañana del martes a primera hora desde Hossegor, Francia, para un viaje de pesca, otras de sus grandes pasiones. Luego comunicó por radio a las autoridades portuarias que su regreso se retrasaría debido a la espesa niebla.

El velero de 11 metros fue encontrado vacío y arrastrado a la costa a 30 kilómetros al norte de la ciudad costera de Biarritz menos de dos horas después, lo que provocó una alerta que comenzó rapidamente con las labores de búsqueda y rescate.

Las operaciones de búsqueda se suspendieron alrededor de las 9 p.m. del martes y se reanudaron el miércoles por la mañana, con patrullas recorriendo la costa francesa por aire y mar para encontrar al CEO y padre de tres hijos.

Por el momento la búsqueda no ha dado resultados y el mundo del surf en general está bastantes consternado. Agnes era una persona muy conocida dentro de la industria del surf y nadie sabe que es lo que ha podido suceder con él.

Ex campeón de surf y gran aficionado a la pesca, Pierre Agnes era el CEO de la marca Quiksilver en Francia. Respetado y admirado por toda la comunidad surfera, su desaparición en tan extrañas circustancias supone un duro mazazo para los riders del equipo internacional además de para toda la industria del surf.