El año pasado, produjo un bodysurfing handplane usando corchos de champán, camisetas viejas, trozos de fibra de vidrio, un traje de neopreno viejo, cuerdas para escalar y resinas de entropía para el concurso Creadores e Innovadores de VISSLA’s Upcycle Contest.

Ahora, el surfer de California quería ir más allá de sus propios límites y pasó incontables horas recogiendo el artículo número uno encontrado en las playas y bordes de carretera.

Las colillas de cigarrillos filtran sustancias químicas tóxicas en el medio ambiente, incluyendo plomo, arsénico y nicotina, las mismas sustancias químicas tóxicas que se encuentran en el humo de los fumadores.

Estos artículos pequeños y venenosos representan el 34 por ciento del total de la basura recolectada en California. El Estado Dorado gasta $41 millones al año en la limpieza de la basura.

La inusual tabla de surf de Lane no fue un éxito instantáneo. Cuando remó por primera vez, la tabla se hundió y absorbió mucha agua. Pero Taylor no renunció. En vez de eso, lo remodeló.

Sacó la capa superior de colillas, quitó los cigarros empapados y puso nuevas colillas de nuevo. ¿Fue como lo había planeado? Definitivamente.

“Es pesada, pero una vez que se pone en marcha es cualquier tabla. Puedes hacerlo”, enfatizó Taylor Lane, quien terminó ganando el Creators & Innovators Upcycle Contest de este año.

La tabla pesa 17 libras (7,7 kilogramos), es fácil de remar y se desliza por la ola. Y la buena noticia es que las playas son más limpias y saludables gracias a esta ingeniosa tabla de surf.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here