Momento por el cual pasamos catolicos y surfistas al menos una vez en la vida. Ese momento en que por primera vez metes la cabeza debajo del agua y sales renovado espiritualmente. Los primeros lo reciben en medio de sus familiares, padres, amigos… Los segundos lo pasan solos, en el mejor de los casos rodeado de amigos, en el peor en medio de un ambiente anti-novato que pone los pelos de punta.

En el primero no se espera nada de ti, se te da la bienvenida a la comunidad, eres uno más. En el segundo se espera que salgas. Si sales airoso del pato los demás empezarán a considerarte parte del grupo aunque tendrás que ganartelo todo, si no… en fin, sigues siendo un novato.

El primero tiene lugar una vez en la vida. El segundo se repite cada vez que vas a un sitio nuevo.

Al menos en el segundo no hay que aguantar al cura :).

Bienvenida a la comunidad Mar.

5 Comentarios

  1. bueno… un cura o un kahuna más o menos vienen a ser lo mismo.

    ¡que difícil es la vida de un surfista con hijo/a si es padre responsable, claro!
    yo, después de dos años estoy atisbando de nuevo el horizonte ondulado del gran azul.

    saludos a toda la familia y, por favor, fine, ¡no le enseñas a la niña nunca tu foto con el ukelele y la gorra de paja!

    loko

  2. ooo es increible ese momento dificil de describir cn las palabras. yo en las vacaciones estubé 2 meses en la isla de pascua, porque tengo familia y voy siempre porque es mi hogar. iba todos los dias en la mañana a surfear, algo increible, fue aya donde aprenid a surfear y fue una experiensia maravillosa y dificil de olvidar. la isla ademas es maravillosa en si, y las olas… EXPECTACULAREES .
    ahora volvi a estudiar a santiago, un lugar donde no hay mar, solo hay ciudad y esta rodeada por montañas, y a desir verdad siento como si me faltara una parte de mi misma, talvez la esencia de las olas o del surf, o simplemente del mar.
    esta bueno el tema

  3. Joer no me extraña que no olvides ese momento. Rapa nui me cautivó desde que lei por primera vez a Thor Heyerdal en aquella mezcla entre aventura arqueológica y de viejo lobo de mar al estilo de Conrad, sin embargo me acabó de quedar grabada a fuego en la retina cuando vi hace un par de años un video que anda rulando por la red de las olas de la isla.

    Es una mezcla entre el paraiso y el infierno, totalmente aislado del resto del mundo.

    Teneis suerte los chilenos. Bienvenida 😉

Comments are closed.