Pero momentaneamente porque seguiremos rumbo en 15 días. Este es un verano distinto, un poco iniciático y un poco de escapismo, supongo que como deberían ser todos los veranos. Curiosamente, cuando menos me motivaba el surf he sufrido una lesión que me impidió del todo pillar olas. Sin embargo me sirvió para darme cuenta de lo que de verdad me gusta hacer surf precisamente el no poder hacerlo. Las cosas no pasan porque si, y está claro que cuando perdemos algo es cuando de verdad lo valoramos.

Está claro que algo ha cambiado y que no veo el surf de la misma manera que antes. Sin embargo me gusta más esta nueva forma de verlo y entenderlo. Es más mia y menos de los campeonatos, es más de un surfista de a pie tirando a malo que de elogiar a los showmans de la playa y del stablishment del surf. Es menos de saraos y más de surfear solo.

Ese es el camino, asi que hemos vuelto, en realidad me doy cuenta de que nunca nos habiamos ido. Hoy elegimos esta imagen para los buenos días en nuestro facebook