Pepe Hevia
Pepe. Foto Ricardo Solís para LNE

Desde hace un par de semanas empezamos a recibir con cuenta gotas información sobre la próxima edición del Festival Internacional de Longboard de Salinas, rumores más que otra cosa. Teniendo a Pepe Hevia a mano para preguntarle, no tendríamos excusa si no os traiamos algo de información fresca sobre el evento que se va a celebrar durante el último fin de semana de Julio.

Es pronto para concretar según que cosas, pero me pareció interesante hablar con él antes de que se vea inmerso en el jaleo del Festi de todos los años, así que ahi va lo que nos ha contado sobre lo que nos vamos a encontrar…

El Festival de Salinas es uno de los eventos más multitudinarios de surf que se celebran en Europa. Tanto por el número de asistentes como por el de participantes, está entre los más grandes de la modalidad de longboard a nivel mundial. Todos los años se celebra en Salinas, Asturias en verano. En 2016 se celebrará entre los días 28 al 31 del mes de Julio.

Festival internacional de longboard de Salinas 2016, para muchos de nosotros simplemente el Festi. ¿Crees que seguimos sin tomarnos demasiado en serio lo que realmente significa tener en la playa de casa un evento como este?

Siempre digo lo mismo, creo que esto se valorará cuando ya no se haga, lo que antes o después ocurrirá, no hay ningún evento eterno, bastante que llevamos quince años. Podemos gustar o no, pero somos el mayor evento de surf que conozco y he estado en muchos, un poco por todas partes. Por ejemplo, si al tío que organiza el campeonato de Noosa lo traes aquí, fliparía. No se lo creería, estoy seguro, somos treinta veces más grandes que ellos en todos los aspectos, menos en uno, el económico. Ahí nos sacan varias décadas. Imagino que el campeo de Huntinton será más grande que nosotros, pero cuentan con un poderío tal que si nos lo dieran, montaríamos el mundial, pero de fútbol. Esto es Salinas, no Los Angeles, ni Brisbane, ni Rio, ni Biarrtiz y conviene no olvidarlo.

De todas formas, me llama la atención que son los de fuera los que alucinan con lo que hay aquí. El año pasado por ejemplo fuimos el regalo de boda de una japonesa de Tokio a su marido, el regalo de jubilación de un inglés, echo por su esposa, etc. Todo eso ocurre año tras año y a mí no deja de sorprenderme.

La gente ya ve como normal lo que no es, porque toda esta movida si hay algo que no es, es normal. Por ejemplo, el Pukas de Zarautz fue lo que fue porque desde el primer día se involucró una marca como Pukas, un Ayuntamiento y toda la ciudad. Aquí fue todo lo contrario, empezamos a pesar de todo y de todos, nadie nos quería y por cabezonería lo conseguimos.

Festival de Salinas 2016Desde un punto de vista económico hemos pasado de ser una anécdota, a generar un impacto económico de algunos millones de euros que entran en la comarca de Avilés durante una semana al año, a coste cero para las administraciones que jamás nos han dado un duro y a coste cero para los beneficiados (restaurantes, hoteles, tiendas) a los que nunca se les pidió colaboración.

Esos sí ahora ya nos respetan y no nos quieren perder. Nos han dado un premio este año la unión de comerciantes de la comarca de Avilés a la promoción turística, y creo que el Principado nos pasará a considerar evento de interés turístico. Porque lo que se ha conseguido es casi un milagro. Yo todavía no lo entiendo muy bien. Por ejemplo, el cartel de este año, sólo en las primeras doce horas llegó directamente a cuarenta mil personas a través de Facebook. Eso repito que no es normal y que tiene su enorme valor a nivel de promoción turística. Y todo, por un festival de longboard, repito, de longboard, esa modalidad pequeñita de un deporte minoritario, ya menos, como es el surf. ¿Es o no es flipante?

Pues eso debe valorarse.