Conocidas por cualquiera que se acerque habitualmente a la playa, las mareas de finales de agosto son siempre bien acogidas por los surfers de nuestro querido cantábrico. Son mareas vivas con coeficientes especialmente altos que cada año en torno al 28 de Agosto (San Agustín) se producen en las costas cantábricas, coincidiendo por regla general con las primeras perturbaciones atmosféricas post-veraniegas.

Recordemos que la temporada de huracanes en el atlántico está en su momento algido y que ahora mismo el gran oceano está empezando a despertar después de las rachas de “anticiclones de las azores” que suelen encadenarse durante los meses estivales.

Estamos a 25 y 26 de agosto y hemos recibido un buen swell ya que premoniza lo que va a suceder en septiembre (aunque este mes es susceptible de darnos sorpresas como las del año pasado con periodos de platazo interminables en plena temporada de marejadas pre-otoñales).

En la foto Chus Artimez, reciente fichaje de cecé. Fotonnn clau en www.contraola.com