fanning
fanning

El tres veces campeón del mundo de surf, Mick Fanning, se enfrenta a un futuro incierto en lo que se refiere a su carrera después de admitir que volverá a casa para reflexionar sobre sus opciones para el 2018.

Fanning llegó a la tercera ronda del Billabong Pipe Masters antes de no poder vencer al Connor Coffin de California. Esa fue su última manga de esta temporada. Fue un año algo decepcionante para Fanning, que regresaba al circuito mundial después de despegar en 2016 por razones personales.

Coffin dijo después de la manga que Fanning le había dicho que esta sería “la última vez que voy a surfear aquí”, lo que provocó que el surfista estadounidense lo felicitara por “una carrera increíble y por ser un modelo excelente para el resto de surfistas.”

Sin embargo, el australiano restó importancia a la posibilidad de que él fuera a retirarse durante su propia entrevista posterior a la manga y dijo que preferiría centrarse en las jubilaciones de sus colegas australianos Bede Durbidge y Josh Kerr.

Se ha especulado que aún competirá, pero que restringirá la cantidad de eventos de la World Surf League en los que participará. “Aún no lo sé, me voy a ir a casa y me sentaré a pensar sobre el año que viene y lo que quiero hacer”, dijo Fanning.

“No estoy demasiado preocupado y tampoco estoy dándole demasiadas vueltas al asunto de mi jubilación todavía, es un día especial para Bede y Josh Kerr ya que es su último evento, así que ahora no se trata de mí.”

Durbridge ocupará a partir de ahora un puesto como entrenador del equipo australiano de surf para los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020. “Creo que esa es la mejor parte, viajar con tus amigos y familiares y todos los buenos recuerdos”, dijo Durbidge sobre su carrera de 13 años. “El lado del concurso es increíble, pero eso es lo que recuerdas para siempre. Ahora se abre otra etapa de mi vida y voy a disfrutarla al máximo”.